Esto ya se ha vuelto costumbre (y una muy mala)

Podría escribirles un parrafote pidiendo disculpas por tener abandonado el blog pero creo que eso es muy aburrido de leer, al igual que de escribir. Sólo sepan que las cosas han estado complicadas con mi vida (y últimamente hasta con mi país) y literalmente, NO HE LEÍDO NADA. Y de eso más o menos se va a tratar esta entrada.

Bueno pues, el año comenzó y yo quería empezarlo con buen pie así que me hice una agendita para anotar los libros que fuera leyendo con algunos tips para luego traerles las respectivas reseñas. Todo iba bien hasta que agarré el primer libro, el cual fue Extras de Scott Westerfeld (sí, ya leí Especiales y no les traje reseña, que mal educada, pero sepan que me encantó), y no me atrapaba para nada. Creo que fue un mal libro para agarrar en ese momento ya que, como su nombre lo dice, es un libro complementario de la saga de Los Feos del mismo autor. La cruda verdad es que iba por la página 50 y no quería saber nada del libro; creo que también fue una cuestión de paciencia porque muchos libros empiezan flojos y luego gradualmente mejoran, pero por el momento no está en mis planes de lectura.


Luego de ese chasco, me llené de exámenes en el colegio y no agarré un libro hasta Febrero. Por ahí como el 5 de ese mes, fui a una librería y me compré El Gran Gatsby de F. Scott Fitzgerald; y me dije a mi misma que era una oportunidad ideal para leer algo romántico porque venía San Valentín y esas cosillas romanticonas. Lo empecé y realmente me estaba gustando pero al ser un clásico tenía algunas palabras que me complicaban la cosa y terminé abandonándolo por eso de la página 80; porque también mi edición es un fastidio para leer porque la letra es mínima.




Después me di cuenta que en realidad estaba de humor para leer algo distópico, y que de paso me vendría bien para retomar el ritmo de lectura; porque no sé si os pasa también pero yo considero que la mayoría de las distopías son historias con un buen ritmo y adictivas. Entonces agarré Ensayo sobre la Ceguera de José Saramago, que en realidad no es una distopía pero siento que tiene ese aire. Es mi actual lectura y por ahora me gusta mucho y me intriga saber qué es lo que causa esa ceguera en las personas. También me propuse leer dos libros al mismo tiempo para ver que tal y por eso estoy leyendo Correr o Morir de James Dashner, un libro que me han recomendado por montón y también tiene ese factor de intriga que tanto me gusta.


Los libros que he leído mientras me desaparecí de blogger no los voy a reseñar, o al menos no por ahora, porque no me acuerdo casi de nada; pero de igual manera no son muchos. Espero traerles las reseñas de mis actuales lecturas pronto e ir actualizando las secciones del blog para ir recuperando el ritmo. También quiero agradecerles por no haberme dejado de seguir, ¡y más bien por haberme seguido! Acabo de revisar y ya me siguen 24 personas. Gracias por hacerlo y les prometo que no voy a dejar abandonado el blog otra vez (o al menos trataré).

 Besitos y feliz inicio de semana :)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada